El himen y sus misterios (1)


El himen y sus misterios
En los tratamientos de vaginismo siempre aparece la pre- ocupación por el himen. Una vez comenzado el tratamiento, les pregunto a las pacientes si está bien para ellas que su himen pueda desaparecer al seguir dilatando y adentrándonos en la vagina, a lo que siempre responden cosas como “encantada de perderlo” “adelante” “ojalá hubiera nacido sin él”
Pero sigo preguntando, sobretodo después de un caso que tuve en el que recibí un feedback negativo por parte del ginecólogo que me había derivado a la señora. Según él, “eso” debía hacerlo el marido.
Revisando la historia podíamos ver que llevaban 12 años juntos sin que hubieran podido tener relaciones con penetración. Otras veces son las pacientes las que me preguntan si es por culpa de su himen que no pueden tener relaciones. Diríamos que a menudo, es una parte non grata del cuerpo.
Los mitos sobre el himen son extensos y su repercusión personal y social depende mucho de las culturas. Lo que resulta innegable es su relación con la virginidad de la mujer. Por ello La Asociación Sueca para la Educación Sexual quiere cambiar la palabra por “corona vaginal”.
Etimológicamente himen viene del griego siendo “membrana” su traducción. Hasta ahora la palabra sueca utilizada era “modomshina” que traducida es “membrana de la virginidad”.
Vemos pues que el mito del himen fue creado para controlar la libertad y la sexualidad de las mujeres.
Sus formas Media luna, anular, biperforado, tabicado, hipertrofiado, imperforado, trifoliado, multifoliado, coroliforme, complaciente (el que se distiende sin romper) y el que no existe!
Haciendo trampas
Conocemos la práctica de su recomposición (himenoplastia) por exigencias culturales, para que la mujer aparezca “virgen” en su boda, como prueba necesaria para ser digna del esposo.
Otra trampa sería la que apareció en 1993 en China: el himen artificial, vendido por internet. Consiste en una membrana gelatinosa que colocada en la vagina, desprende un líquido rojo simulando un sangrado al tener relaciones sexuales.
Vemos pues que es un tesoro muy bien guardado, capaz de desencadenar conductas pasionales y hasta negocios.
Aclarando mitos y leyendas
La falta de himen no es un indicativo para saber si la mujer ha tenido ya relaciones sexuales, de hecho pocas mujeres nacen con esa membrana
¿Para qué lo diseñó la naturaleza?
Una de las teorías de algunos biólogos y médicos es que puede servir como protección ante posibles infecciones en la infancia, cuando la vagina no cumple ningún papel reproductor y otros lo relacionan con el pasado acuático de la vida. Está presente otros mamíferos, en las focas, ballenas dentadas, topos, ratas, elefantes,llamas, cerdos de Guinea, lémures y chimpancés
¿Se puede romper por accidente?
Dado que es muy fácil de desgarrar, puede romperse accidentalmente. De hecho, los tampones lo van distendiendo de manera progresiva y deportes violentos o incluso la danza, pueden influir también en él La parte
opuesta sería que dada su flexibilidad, puede permanecer intacto después de
varios contactos sexuales. Existen casos de mujeres embarazadas que conservan su himen intacto, con lo cual nadie puede asegurar si una mujer ha tenido relaciones sexuales, conserve o no la membrana vaginal
Y yo me pregunto
¿Recordamoslas mujeres esa primera experiencia de “rotura” de nuestro himen? ¿Hubo sangrado? ¿Dolor? Y los hombres ¿qué experiencia han tenido con el himen de sus parejas?
Os ofrezco el blog para que hagamos debate y aprendamos, para que participemos opinando sobre cómo ha podido influir en el mundo y en cada mujer, la presencia o no de ese himen misterioso, traído y llevado por la literatura, las culturas y la sociedad. Os espero ansiosa!

Leave A Response

* Denotes Required Field